CONOCE LA ONCE

Una buena dosis de energía - que nosotros llamamos ILUSIÓN- es el combustible que permitió poner en marcha en 1938 la ONCE.
La Organización ha confirmado un modelo de prestaciones sociales para personas ciegas, extensible al resto de personas con discapacidad, sin equivalencia en ningún otro país.


foto perro lazarillo y persona ayudando a otra invidente

La ILUSIÓN permitió que en 1988 viera la luz la Fundación ONCE para la cooperación e inclusión social de las personas con discapacidad que, en los últimos 20 años, ha conseguido impulsar empleo para casi 100.000 personas con discapacidad.

En 1998, nació la Fundación ONCE para la atención a las personas ciegas de América Latina (FOAL), que extiende la solidaridad a 19 países. Y en 2007, se creó la Fundación ONCE para la Atención a las Personas con Sordoceguera (FOAPS), para poner más atención a más de 6.000 personas con esta capacidad.

En la Unión Europea, la ONCE y su Fundación participan para que más de 80 millones de europeos con discapacidad ganen presencia en las políticas comunitarias. Junto con el movimiento asociativo internacional se ha impulsado, por ejemplo, la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, y un buen posicionamiento de estas temátias en la UE, que han llevado a la reciente publicación del Acta Europea de Accesibilidad.


foto conoce a la once

La evolución de las sociedades modernas ha conducido a la ONCE a participar en cuantas iniciativas sociales tienen interés, como la Plataforma del Tercer Secgor (de la que forma parte), así como seguir apostando por la economía social con sus empresas ILUNION, para seguir reivindicando las políticas más inclusivas posibles.
Se mantiene el motor de la ILUSIÓN para impulsar mayor igualdad y más ciudadanía para las personas con discapacidad.